domingo, 13 de noviembre de 2016

N.C. WYETH: LA CALIDEZ Y LA DEPURACIÓN DEL ARTE
























Wyeth es uno de los grandes representantes de la Edad de oro de la ilustración americana. Otro referente que todo ilustrador debería tener muy en cuenta. Una técnica extremadamente pulcra, limpia, depurada que hacen de las pinceladas verdaderas sábanas de texturas, nada de tosquedades, nada de abruptas pinceladas, que muestran contrastes definidos. Sus degradados hacen que los oleos, respiren una calidez extrema en todas sus obras, la temperatura de muchos de sus trabajos es cálida, se percibe en los ocres, naranjas, cadmios, amarillos, todos ellos rebajados con blanco para suavizar esas texturas, que transmiten más ambientación que realidad. La capacidad para recrear escenas ficticias con esas gamas cromáticas hacen de Wyeth, uno de los más importantes recreadores de mundos, historias, aventuras y personajes.

Nuestro protagonista nace en Massachusetts, en 1882, a penas 20 años de finalizar la Guerra de Secesión americana. En esa época pintores e ilustradores como E.W.Kemble, Charles Dana Gibson, y sobretodo el gran Howard Pyle, son los representantes de la ilustración americana y sus grandes dominadores. Pyle, además de ilustrar, enseña, y vistas las capacidades de Wyeth, decide captarle para sus clases en Drexel,quien le acompañaría en todos sus lugares de trabajo naturales: Wilmington y Chadds Ford.
Bajo las enseñanzas de Pyle, pronto aprendió reglas de composición, técnicas de color y de dibujo propias de la época, muy enfocadas al concepto pictórico de la ilustración. Pyle, solía comentar que " Si muchos quieren hacerse ilustradores, es para ganar dinero y convertirse de esa manera en artistas, pero recuerda que para hacerse ilustrador, ya hay que ser un artista".















Wyeth se centra en el estudio exhaustivo de la anatomía, necesita controlar el cuerpo humano para crear personajes, para adaptar esos personajes fictícios a la credibilidad de verlo plasmado en una ilustración. Miguel Angel, es su gran ejemplo e inspiración.
Hacia 1903, publica su primer trabajo en la Curtis Publishing Company, concretamente en la histórica revista Saturday Evening Post. A partir de aquí, Wyeth no parará de trabajar y comenzará su gran legado artístico. Entre sus trabajos más conocidos están una serie de ilustraciones sobre el lejano Oeste. Sus paisajes, sus colores, sus habitantes, formarán un campo de trabajo ideal para Wyeth, que quedaría obsesionado por el tema. " La soledad del indio" es una serie de ilustraciones centrada en el indio del Gran Norte estadounidense, y que en 1907, el Outing Magazine publicó bajo el formato de portfolio.


















Nuestro ilustrador sigue trabajando en varios proyectos, sobretodo libros, en las cuales se incluían sus ilustraciones , además de ilustrar portadas. Los motivos campestres, telúricos y naturales, acompañaron a Wyeth, durante toda su carrera como ilustrador, siempre acudía a ellos para representar las ambientaciones de los libros de fantasía y aventuras que ilustraba. También se acercó a la temática religiosa, ilustrando parábolas y epístolas bíblicas. Pero sobretodo, por lo que Wyeth, es reconocido y recordado es por sus ilustraciones de grandes clásicos de la novela de aventuras. En 1911, ilustra " La isla del tesoro", un gran trabajo antológico, por su riqueza ambiental y su profundidad en la representación de los personajes. Seguirán "Kidnnaped", "La flecha negra", "David Balfour", todas de Stevenson. "El extranjero misterioso" de Twain, "Robin Hood", "Rip Van Winkle". "La isla misteriosa" de Verne, "El último mohicano" de James Fenimore Cooper, y un incontable número de autores que acompañaron sus relatos y artículos para revistas como la Saturday Evening Post, La Collier's Y Harper's: James B. Connolly, Conan Doyle, Sabatini, Curwood.........






















Curiosamente Wyeth, rechazó ilustrar la obra de Verne, "Veinte mil leguas de viaje submarino" porque, según él, no pudo encontrar absolutamente nada que le permitiese transmitir un mínimo de lo que le interesaba dar a conocer o transmitir.........
Además de sus trabajos para la literatura, Wyeth, se acercó a la publicidad, como por ejemplo con Coca Cola o la compañía de seguros Hércules Incorporated, trabajos que no mermaron su calidad a pesar de dirigirse a un formato y finalidades distintas. Supo adaptar su técnica pictórica a los carteles y murales que le encargaron las agencias de publicidad.
 Wyeth murió en 1945, rodeado de su familia y amigos, quienes siempre destacaron la capacidad de hacerse querer, y su humildad respecto a la vida, y su trabajo, del cual siempre estuvo aprendiendo e intentando mejorar. 

N.C.Wyeth, un referente para todos nosotros, para todos los ilustradores.










No hay comentarios: