domingo, 22 de enero de 2017

DEMO DE ARTENEO




Cuando empiezo a explicar una nueva técnica en clase, lo primero que hago es sentarme en el tablero de dibujo, no empiezo de pie, hablando de la técnica y describiendo el paso a paso de manera teórica, eso no serviría de nada. El ver cómo se prepara una paleta, dónde se colocan los pinceles, el pocillo del agua, el papel secante.............es básico para comenzar una sesión de trabajo. El orden en la distribución de los colores primarios, por temperatura, la planificación del arte final, punto por punto, el no dejar nada a la improvisación, una vez que tienes decidido lo que vas a hacer. Y todo ello, antes de empezar a explicar la técnica, pero viendo cómo hago cada parte del proceso: preparación de las gamas cromáticas, preparación de la densidad del agua para las distintas aguadas, tiempo de espera, pinceladas de aguadas, con pinceles gruesos, la dirección de la pincelada, utilización de estarcidos , máculas, sal, mascarillas, etc.......Todo eso es una explicación de técnica de ilustración, la teoría realizada de forma práctica, y paso a paso, para su asimilación por parte del alumno. Es solo el comienzo, luego todo depende del alumno, de su capacidad de trabajo y su pasión. Yo siempre estaré ahí, pero el alumno siempre va a marcar el ritmo, va a iniciar el camino.